Dentro de las variedades de la práctica médica y los servicios clínicos es frecuente escuchar el término de “medicina interna”. Esta rama médica suele mal interpretarse, pero en realidad es sencillo descubrir qué significa. La medicina interna es la especialidad que se ocupa de problemas de salud en pacientes adultos, de forma integral. Estos médicos son los expertos a quienes canalizan los pacientes después de la atención primaria, y los demás especialistas para atender casos en los que se presentan síntomas en diferentes órganos.

La medicina interna inicialmente se formo cuando en la práctica médica surgieron nuevos conceptos que basaban el conocimiento a partir de la fisiología, bacteriología y patología. En la medicina interna se ataca a las enfermedades desde adentro, con tratamientos o medicamentos, a diferencia de las cirugías, que tratan las enfermedades desde afuera con intervenciones.